• Redacción

AMBIENTES VIRTUALES DE APRENDIZAJE, EL RETO EDUCATIVO

EDUARDO GRAJALES


La propuesta de la SEP para evitar la pérdida del ciclo escolar es un acto de conciencia y sensibilidad y sobre todo una decisión a tiempo, pero ésta no tendrá éxito sin la colaboración de todos los actores educativos.

Como se informó, la institución implementó un esquema de enseñanza virtual, donde echó mano de diversas herramientas (televisión, internet, etc.) a fin de que la comunidad estudiantil tuviera acceso a diferentes recursos pedagógicos y continuar el calendario escolar.

Hasta ahí todo bien, empero el problema ahora es que muchos docentes no están preparados para asumir la dirección de Ambientes Virtuales de Aprendizaje (AVA).

Además de generarles una serie de interrogantes sobre ¿cómo le van a hacer?, está generándoles también preocupación, pues, sin duda se encuentran ante un reto a su capacidad en ámbitos poco explorados como la educación a distancia, al menos por un grueso del sector.

En este contexto es importante que guarden la calma y sepan que lo único que cambia es el medio, es decir, la base principal que es el conocimiento y la experiencia pedagógica ya la tienen, por lo que el ambiente en el que lo desarrollen ahora dependerá en gran medida de su capacidad de adaptación, resiliencia y disponibilidad para la auto capacitación.

Partiendo de esa base las y los maestros debe saber que, de la misma manera que en las clases presenciales, los AVA también se basan de tres aspectos elementales: planeación, evaluación y retroalimentación.

Por tanto, el punto de partida para construir el AVA es tener claridad de lo que van a enseñar, el objetivo de aprendizaje. Hecho esto deben establecer un trayecto formativo acorde, en donde se movilicen una serie de recursos digitales, y que en internet afortunadamente hay un bagaje amplio y diverso que ayude a hacer clases dinámicas y de mayor eficiencia cognitiva.

Justo aquí es cuando debemos hacer uso de entrevistas, conferencias, películas y capsulas en Televisión, YouTube, Netflix, entre otros; textos académicos en sitios prestigiados cuidando que estos no sean sosos ni pesados, por el contrario, que sean agiles, sucintos y bien estructurados.

Además, pueden usar presentaciones en Prezzi, infografías prediseñadas en CANVAS, entre otras aplicaciones que ofrecen un sinfín de documentos de acceso libre.

Si en este caso el docente no está familiarizado con tales recursos deberá entonces ejercer un doble papel como maestro y aprendiz, es decir, por un lado tendrá la responsabilidad de enseñar a la par de alfabetizarse digitalmente con el apoyo de personas, amigos o familiares, tutoriales, etc. que le orienten para usarlos.

Para este tipo de maestros se sugiere que hagan uso de recursos básicos, como WhatsApp, Facebook, correos electrónicos, entre otros, con los cuales puedan crear micro ambientes virtuales, contribuyendo así a que sus estudiantes continúen su proceso formativo.

Finalmente, es importante señalar que en todo AVA, se debe establecer un esquema de evaluación y retroalimentación que permita valorar y conocer que tan próximo al objetivo de aprendizaje estuvieron los estudiantes, y que les señale sus fortalezas y debilidades para que ellos puedan analizar, identificar y contribuir a mejorar.

Justo aquí, las y los docentes deben quitarse la idea tradicional del famoso examen escrito pues en un AVA su uso es muy limitado, por lo que deberán recurrir a otras estrategias creativas como juegos virtuales (cuestionarios animados, crucigramas, sopas de letras) elaboración de comics, entre otras, disponibles en páginas como Educaplay, Pixton,  Powtoon, StoryBird, y más.

De esta manera, si todos los que somos parte de la comunidad educativa ponemos de nuestra parte demostraremos que, pese a las carencias del sistema y las difíciles circunstancias que éste enfrenta en una crisis, las y los maestros estamos preparados para afrontar los retos que la educación y la modernidad nos demandan.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com