• AFP

¡Bienvenido Uber a Tuxtla!


Después de que rechazaron la llegada del servido de Uber en Chiapas, prácticamente esta semana a empezado a operar, así tal cual como si nada y digo esto porque en verdad anteriormente había sido un tema duro de tratar en el cual descartaban su llegada a la capital del estado de Chiapas. Ahora si la pregunta es que la llegada del Uber a Chiapas trae un beneficio, es que claro que sí lo trae. Primeramente se supone que el objetivo es convertirse en un aliado de la economía y movilidad en esta nueva normalidad. Con ello nos prometen un servicio de calidad y seguridad, que claro esta falta verlo y experimentarlo. Y lo que ya sabemos, es que termina con el negocio de los transportistas; el inicio de operaciones del sistema Uber en Tuxtla Gutiérrez no cayó nada en gracia, obviamente a las mafias transportistas en Chiapas que, con sus contadas excepciones, durante décadas han monopolizado, con abusos y deficiente servicio, a dicho sector en la capital chiapaneca. Sin embargo, fue la reacción del secretario de Movilidad y Transporte, Aquiles Espinosa García, lo que generó mayor controversia al amenazar, sin sustento legal, a quien preste el servicio sin una concesión. La advertencia hecha por Aquiles Espinosa no resulta únicamente inquietante, sino además arbitraria. Y es que ¿cuáles son los argumentos legales del funcionario público para amenazar con hasta siete años de cárcel a quién ofrezca dicho servicio? ¿Cuál es el delito que va configurar para ordenar la detención de vehículos civiles, confiscar las unidades y luego procesar penalmente a los conductores?. La verdad es que deberían ser abiertos ante situaciones como estas que al final de cuentas viene al apoyo de la sociedad vaya ocupar sus servicios. También recordemos que los intentos para modernizar al sistema de transporte público en modalidad de Taxis no son recientes. El último experimento se realizó en 2016, cuando un grupo de empresarios y taxistas intentaron instalar el sistema de taxímetros en la capital chiapaneca. Sin embargo, la presión de los “pulpos concesionarios” impidió el avance del proyecto, pues introducía un nuevo modelo para medir tarifas por recorrido, donde el usuario podría verificar costos, y pues simplemente no les convino. Las plataformas como Uber, Cabify y Didi ya también habían intentado ingresar a Chiapas desde 2019, como ya sucede en la gran mayoría de las grandes ciudades del país. No obstante, la dependencia de Transporte Público, les obstaculizó el paso. Por eso se iniciaron procedimientos legales para garantizar el derecho de los usuarios y los autoempleadores interesados para prestar o hacer uso de ese servicio. Por otro lado, David Mínguez, gerente de comunicación de Uber, señaló que esperan abra la puerta a 3 mil oportunidades de auto empleo a un año de iniciar operaciones, esto luego de recibir mas de 160 mil solicitudes de viaje en los últimos tres años.

“Buscamos a los interesados para ofrecer estos servicios privados de movilidad, la aplicación permite a un estudiante manejar una temporada, a alguien que va a dejar a sus hijos a la escuela o al trabajo, que cuando quieran, de manera flexible puedan auto emplearse, los requisitos varían, pueden pedirte tener una identificación oficial, una carta de no antecedentes penales, una prueba de confianza o psicológica, ya que la seguridad es prioridad, de todos los prospectos que se registran solo el 12 por ciento cumple de manera satisfactoria todo el proceso”, indicó. Para esto no se requiere de una concesión, pues explicó que se intermedia con la aplicación, al final es un viaje privado, y la tecnología facilita este esquema de economía colaborativa: alguien comparte un viaje privado con alguien que lo busca, con la tecnología como intermediario, por lo que no es igual a un servicio de taxi o colectivo. Prácticamente con la entrada del servicio de Uber nos estamos apenas lanzando a un tipo de transporte más moderno; sin duda tendrá una buena aceptación en el estado y con ello se vendrán abajo el recogió del transporte.

Entradas Recientes

Ver todo