• ALEJANDRA OROZCO

Desarrollan alimento funcional aprovechando residuos alimenticios

Tuxtla.- De acuerdo con Gilber Vela Gutiérrez, integrante del grupo académico de la maestría en Nutrición y Alimentación Sustentable de la Unicach, más del 33 por ciento de los alimentos se desperdician, mientras que en las frutas y hortalizas esta cifra puede llegar a más del 40 por ciento.



Por ello, Ivonne López Miceli, graduada de la primera generación de este posgrado, desarrolló para titularse un proyecto de investigación para aprovechar los residuos de la producción de malanga y queso y convertirlos en un nuevo alimento lleno de nutrientes.


“Se trata de una gelatina con características pre y probióticas elaborada a base de lactosuero, que sale de la elaboración de quesos, este se desecha, se desperdicia y contamina los suelos, con ello y con cornos de malanga se desarrolló un alimento funcional”, explicó.


Estos últimos se procesan y limpian obteniendo dos productos fundamentales, almidón e inulina de malanga, prebióticos que ayudan al desarrollo o generación de nuevos productos, sustituyendo a los emulsificantes y ayudando a la industria, adicionando lactobacilos para regenerar la flora intestinal por lo que es funcional.



"También le adicionamos un sabor, en este caso todo lo que se utilizó fueron productos orgánicos, productos que nosotros fuimos desarrollando en el laboratorio, este fue elaborado con fresas orgánicas libres de pesticidas, para eso se hizo un concentrado para poder darle el sabor y tener la mayor aceptabilidad”, señaló.


Apenas terminaron las pruebas de este producto, que se pretende implementar para alimentar a una comunidad cerca de San Fernando, lo que le aportará un importante elemento nutrimental a sus habitantes, mientras se aprovechan elementos que antes eran desechados, disminuyendo el desperdicio alimenticio.