• EFE

Detienen a otro presunto culpable de matanza de mormones en 2019

Ciudad de México.- Autoridades mexicanas detuvieron en días recientes a Luis Alfonso Quintana, alias “El Guacho”, por su presunta relación con la matanza en la comunidad La Mora, en Bavispe, estado de Sonora, ocurrida el 4 de noviembre de 2019, informó este jueves un familiar de las víctimas.



“La Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (Femdo) de la Fiscalía General de la República (FGR) cumplimentó una orden de aprehensión en Nuevo Casas Grandes (Chihuahua), en contra de Luis Alfonso Quintana O. alias “El Guacho” miembro de “La Línea”, implicado en la masacre en contra de mi familia”, publicó Adrián LeBarón en su cuenta de Twitter.


De acuerdo con la información proporcionada por LeBarón, “El Guacho” fue vinculado a proceso el pasado 2 de febrero en el Centro de Justicia Penal Federal, en el central Estado de México, por su presunta responsabilidad de los delitos de homicidio calificado, en grado de tentativa y daños.


El 4 de noviembre de 2019, hombres armados con rifles de asalto dispararon en una emboscada en la sierra entre los estados de Sonora y Chihuahua, en el norte de México, contra tres camionetas en las que viajaban mujeres y niños que salieron de la comunidad La Morita en el municipio de Bavispe hacia la comunidad mormona de LeBarón.



Según una de las versiones oficiales, en el ataque un grupo criminal confundió a las familias con sus rivales, dejando a tres mujeres y seis niños muertos.


Con la detención de Quintana, suman ya 26 detenidos por el caso en el que murieron nueve miembros de la familia LeBarón, entre ellos tres mujeres y seis menores.


En su publicación de este jueves, LeBarón pidió a las autoridades que le permitieran participar en las audiencias.


“Es mi derecho como víctima, queremos coadyuvar con las investigaciones”, expresó.


En noviembre pasado Adrián LeBarón, padre de Rhonita Miller, asesinada junto a sus gemelos de apenas ocho meses de edad, dijo, en un acto con memorativo en Ciudad de México, a dos años de la masacre, que se mantiene en búsqueda de justicia aunque no sabe si esta llegará.