top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Deyanira, trae lo mejor de Oaxaca y Chiapas

Tuxtla.- Deyanira Villalobos Castillo, es maestra de profesión, pero se dedica al diseño artesanal de ropa de telar de pedal tanto del valle de Oaxaca como de Chiapas, actualmente está trabajando con artesanos de Comitán, pues considera que son hermosos nuestros telares y el trabajo de los artesanos, a la par de seguir preparándose como empresaria y buscando formas para expandirse y seguir creciendo.


“Me gusta mucho la ropa artesanal, mis padres son del istmo de Oaxaca, siempre hemos estado orgullosos de portar nuestra ropa, siempre la he portado y decidí hacer estos diseños, estoy muy contenta de estar trabajando con los artesanos, a quienes conocí en pandemia, son muy jóvenes, es un matrimonio de Oaxaca que elabora bellezas, estoy enamorada del trabajo que tienen; no fue fácil, pues era una época de mucha incertidumbre, al año de eso mi mamá se pone grave, y yo emprendiendo… fue muy difícil pero Dios ha sido bueno, yo estaba con ella en el hospital y hasta ahí se vendía la ropa, algo que yo nunca esperé, Dios siempre es bueno”, relata.


Aunado a ello, dice que vino para ella una situación laboral que le ayuda a continuar con más fuerza, entonces entra a la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias (Amexme), que la han impulsado y apoyado mucho, dice que hay mucho que aprenderles, la motivan mucho, ha sido una bendición en su vida y en este marco, hace 20 días recibió una plática sobre registro de marca, además está cursando un diplomado de la Secretaría de Economía para registro de marca, logotipos, cómo generar una economía sana, resolución de dudas sobre el SAT, dice que toda la asesoría que reciben está muy completa, se dice muy contenta, actualmente ya está trabajando en el registro de su marca, en lo que sus compañeras la apoyan mucho, haciendo equipo, se apoyan entre ellas, se da el networking de darse las piezas, hay una sinergia que dice, le ha ayudado a ir creciendo, en este año que va a cumplir en junio de pertenecer a la asociación.


“Siempre hay que tomar el riesgo, hay que decidirse, no es fácil, yo lo hice en pandemia, se pensaba mucho porque no sabíamos qué venía, ni la vida la teníamos segura, cuando me arriesgo incluso estaba enferma de COVID y les pedía a mis artesanos que me esperaran a salir de la enfermedad, hay que dar el paso hacia adelante, si ya lo pensaste ve y arriésgate, hay mucho que conquistar todavía… nosotros tenemos vestidos, blusas, trajes de falda y blusa, batones, blusones, batitas, tenemos variedad”, señaló.

Y es que su espíritu emprendedor viene de la cuna: dice que a su mamá siempre le ha gustado tomar riesgos, mientras que su papá es maestro jubilado, ambos viven en Cacahoatán, recuerda que su mamá iba al istmo y traía oro a vender a Tapachula, a Cacahoatán, y así estuvo por mucho tiempo, después pusieron una cenaduría, que hasta hoy vende tlayudas, garnachas, enchiladas y cenas de pollo, siempre ha existido ese espíritu, por otro lado su papá se jubila hace 22 años y decide regresar al istmo y traer piezas como blusas, huipiles y sandalias a la costa de Chiapas, estuvo mucho tiempo vendiendo y eso ayudó mucho a que esté activo, eso ha hecho que le digan: sí puedes.


“Lo que más me gusta de pertenecer a Amexme es que nos reunimos cada mes, hay siempre mucho que aprender de ellas, mucho que platicar, las experiencias de mujeres que han caminado mucho, que han tenido un recorrido en la cuestión empresarial, mucho que enseñarme, podemos hacer negocios entre nosotras, me encanta cuando llego y podemos platicar, desayunar, hacer proyectos, es un tiempo para mi y lo disfruto mucho, nos comparten cursos, talleres, lo que hay, lo que podemos retomar, inscribirnos, congresos, eso es lo que me gusta de estar en Amexme”, señaló.

Para ella, ahora viene abrir un punto de venta, pues está vendiendo en línea, esto le da mariposas en el estómago, con una de las socias están viendo lo de un café boutique en un punto, ya tienen el local, están viendo quién más se suma, los detalles, y algo que las mismas socias le dicen es que se trata de un apoyo para tomarlo en cuenta; relata que es un ambiente muy bonito, y a las mujeres que están emprendiendo, les recomienda que se acerquen, pues van a tener apoyos en capacitaciones, cursos, es una dinámica empresarial, por ejemplo hay una socia que da cursos, talleres y las invita porque están certificados por la Secretaría de Educación, tienen una validez, y ese es un apoyo muy grande a los emprendedores.


“Nosotros trabajamos sobre algún diseño personal y a medida, incluso a domicilio se las podemos ir a tomar, les mostramos los telares que tenemos y ellos deciden, el slogan es ‘Diseño textil elaborado por manos mexicanas’, manejamos un sistema de venta en línea y me pueden encontrar como Nira Castillo en Facebook y @niracastillomx en Instagram”, finalizó.

106 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Banner GOB.jpg
Cambio climático 950x125 copy.png
Copa América 2024.jpg
Estar Consiente.jpg
bottom of page