• ALEJANDRA OROZCO

El 28 por ciento de arroyos en Tuxtla, vulnerables

Tuxtla.- Tiene seis meses de lluvia y seis meses de estiaje, precisamente estamos en la primera situación, apenas empezando, por lo que vale la pené conocer y prevenir los riesgos a los que somos vulnerables.



Elizabeth Hernández Borges, secretaria de protección civil municipal, señaló que Conagua tiene 21 arroyos reconocidos que confluyen al Río Sabinal aquí en la capital, que vienen desde las partes altas hasta las bajas.


Y es que por lo regular la zona baja es la de mayor atención, ya que algunos de estos arroyos tienen mayor invasión de su cauce y representan un mayor foco de atención para las autoridades y la ciudadanía misma.


Empezando del lado sur, está el arroyo Santa Ana, el arroyo Poc Poc, el arroyo Cerro Hueco, de lado norte está el Potinaspak, está La Chacona, sobre todo por los escurrimientos que viajan a través de las calles, y el arroyo 24 de Junio.


“Prácticamente los 21 arroyos están en condiciones de convivir con la población, pero digamos que generalmente a los que damos atenciones y presentan escurrimientos son estos, quienes viven en Tuxtla han visto que la zona urbana prácticamente le dejó poco margen al cauce del arroyo que busca su salida”, explicó.


El estrechamiento de su capacidad hidráulica es la principal causa de que los arroyos se salgan de su margen, pues convivir con un arroyo, es decir estar cerca de los márgenes -incluso en los márgenes porque el crecimiento urbano durante muchos años así fue permitido-, nos obliga a entender la situación de riesgo.



Por ello es importante la prevención, a graves de la organización comunitaria, tener comités de prevención y participación ciudadana alineados al Sistema Estatal de Protección Civil, y que la comunidad se organice ante estas eventualidades tomando en cuenta los cinco pasos del proceso, ya que se les proporciona orientación y las herramientas necesarias.


“Durante seis meses en Chiapas tenemos mucha biodiversidad debido a la cantidad de lluvia, así como debe haber mucha comunicación con las autoridades; identificar zonas altas, refugios temporales, la vulnerabilidad, resguardar documentos en bolsas, y hacer el monitoreo de arroyos”, recomendó.


Cabe destacar que existen 167 comités de prevención en igual número de colonias, si bien el Río Sabinal ha sido desazolvado, lo que permite que el desfogue sea rápido, se debe seguir pendientes de las zonas bajas.


En semanas pasadas, el Río llegó al 80 por ciento de su capacidad con un desfogue rápido en la lluvia más intensa, acumulando 85 milímetros de la misma en un periodo corto,y aunque tiene muchos años que no se desborda, hay que mantenernos en constante monitoreo y tomando las debidas precauciones, además de no intentar cruzar corrientes a pie o en vehículo.