• AFP

El Buen Fin, lo esperan como agua de mayo


Hay una fecha muy esperada para los mexicanos, y es sin duda el Buen Fin, como ya sabemos la fecha siempre viva variar, e incluso en el añinos anterior se tuvo aplicar diferente por las restricciones de salud. Por eso este años donde ya casi todos los estados se encuentran en la nueva normalidad es tan esperada, como sabemos el buen Fin es un evento comercial de periodicidad anual que consiste en cuatro días de promoción y rebajas de productos y servicios durante la tercera semana del mes de noviembre en México. El evento ha incrementado su relevancia desde su primera edición en 2011. Sin embargo, no existe un análisis formal que evalúe el efecto del Buen Fin sobre los precios y las políticas de fijación de precios de las empresas, principalmente debido a la falta de información relevante. Entonces, la fecha del Buen Fin 2021 tendrá lugar del 10 al 16 de noviembre. Y a pesar de tener menos días que la edición 2020, hay confianza en tener ventas totales por más de 239,000 millones de pesos (mdp). Para esta edición se espera que participen más de 95,000 empresas con sucursales registradas ante la Concanaco-Servytur. Más allá de lograr un éxito comercial de parte de los empresarios y tiendas participantes, El Buen Fin también busca que fomentar compras inteligentes para aprovechar de mejor manera las promociones en los diferentes productos y servicios que se ofertarán. Pero también hablemos un poco de la realidad, porque en el Buen Fin están las empresas que lanzan las estrategias de ventas y logran jugar o engañar a los consumidores; así que no todo es como lo pintan, o cómo dijeran no todo lo que brilla es oro. El Buen Fin es una iniciativa de cuatro dнas para apuntalar el consumo y con esto acelerar la economía. En México los descuentos son de en promedio 15%, de acuerdo con el estudio ¿Realmente bajan los precios durante el Buen Fin?. Pues vamos con una de las practicas más comunes para estas fechas; de las practicas comunes es que implementan algunos negocios es elevar los precios de sus productos o servicios unos días antes de El Buen Fin. El aumento promedio de precios antes del evento es de 2%, evidencia de que algunos establecimientos han adoptado prácticas para hacer más evidentes las ofertas. El Buen Fin no puede ser considerado como un evento de baja generalizada de precios. Así que un gran porcentaje de las tiendas que participan incrementan los precios previo a El Buen Fin para después ofrecer una oferta que parece atractivo pero que es el precio original. La estrategia que más implementan los comercios son programas de financiamiento, en especial los meses sin intereses con tarjetas de crédito y bonificaciones por las compras en monederos electrónicos. No obstante, los consumidores deben de ser cuidadosos a la hora de aceptar este financiamiento. Deben checar plazos y tasas si las hay. Revisar cuánto le cobrará el banco si no paga los meses sin intereses y solo hace el pago minino. Hay que estar bien informados de nuestros productos de créditos y en la tienda preguntar cuánto pagará cada mes porque si no acabarán endeudados. La verdad es que hay que estar despiertos, muchas empresas si cumplen a rayas las reglas pero muchos de los negocios que entran no saben cómo promocionar.

La ley del consumidor es muy clara, dice que tienes que poner plazos, términos, condiciones, de manera clara y visible para el consumidor y muchas veces no lo ponen. Ciertamente en este 2021, el primer impacto positivo lo recibirán muchos negocios que han sufrido la caída de la demanda; además de problemas operativos. La expectativa es recuperar algo de lo perdido y aliviar a quienes dependen de empresas familiares, y bajar presión a las grandes cadenas, con la idea de mantener el empleo. Solo resta recomendar a nuestro lectores y consumidores estar alertas y no hacer engaños, si existirá; fuera de eso aprovechar las ofertas.

Entradas Recientes

Ver todo