top of page
  • REDACCIÓN

En esta época de lluvia en la región zoque de Chiapas, brota un hongo comestible

Tuxtla.- En esta época de lluvia en la región zoque de Chiapas, brota un hongo comestible conocido, como: “Moní”, considerado un manjar en la gastronomía local; en este par de meses de julio – agosto, será común ver a recolectoras venderlo al público en el centro de la capital.


El hongo Moní ha beneficiado a la población nativa ya que se ha convertido en una fuente de alimento, pero también un ingreso económico por su venta.

Este hongo crece bajo los árboles de Nangaños de acuerdo a mujeres zoques que, a muy temprana hora del día salen con una cubeta o bote para recolectar.


El Moní es preparado en quesadillas, caldo, entomatado, envuelto en hojas de elote o asado.


Este hongo es una fuente inagotable de diferente tipo de nutrientes, tales como minerales y vitaminas que fortalecen el sistema inmune para evitar estragos en el organismo.



Cabe destacar que el “Moní” forma parte de la gran variedad de especies de hongos en el estado, siendo esta localidad donde se encuentra más del 50% de esos tipos de hongos y tan solo se estima la existencia de 200 especies del reino fungi (clasificación científica de los hongos).


El costo de la medida de “Moní” oscila entre los 15 y 20 por lo que sin duda alguna, vendrá a aliviar el bolsillo y la economía de las recolectoras, en su mayoría de origen zoque, provenientes de los ejidos de Copoya y Suchiapa.

bottom of page