• AFP

Estamos en dura pobreza y las cifras siguen aumentando


Algo de lo que no hemos hablado últimamente es sobre la pobreza que nos ha sumergido aún mas la pandemia del Covid-19. Es obvio y por lógica que ahora estemos en un nivel de pobreza extremo, que exista más pobres porque sencillamente por la pandemia se vino una disminución de la actividad económica, lo que además ha causado y continuará causando una fuerte disminución del empleo y de los ingresos, lo que provocó que las tasas de pobreza se incrementaran en el 2020 y siguen incrementando en este 2021. La pobreza en México alcanzara al 50.6 por ciento de la población, un repunte de 9 puntos porcentuales respecto a los niveles de 2018 cuando se ubicó en 41.5 por ciento.

En estudios han ratificado que América Latina y el Caribe son unas de las regiones más golpeadas por el Covid-19, tanto por el número de casos de contagio como por el de muertes. Con solo el 8 % de la población mundial acumula uno de cada cinco contagios y más de uno de cada cuatro fallecidos a escala global. Ahora la región vive una crisis inédita tanto en lo económico como en lo social, que se asienta sobre problemas históricos como la inequidad, que sigue siendo la más desigual del mundo. Se añade la informalidad laboral, la carencia de protección social y la vulnerabilidad. Quienes históricamente más han sufrido, están sufriendo y sufrirán más que cualquier otro los estragos de la pandemia. Es claro que como “siempre, los grandes perdedores están siendo los pobres”. El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) estimó un aumento de entre 8.9 y 9.8 millones de mexicanos con un ingreso inferior a la Línea de Pobreza por Ingresos por la crisis de Covid-19. México se encontraría ubicado como el cuarto país que vería acrecentar más el porcentaje de personas en situación de pobreza, incluso más que el promedio de la región, y el quinto que más aumentaría en pobreza extrema entre los países latinoamericanos.

En realidad la región requiere de políticas públicas para enfrentar la emergencia generada por la pandemia y alcanzar una recuperación distinta que vaya más allá de dónde se estaba. Exige avanzar hacia un verdadero estado de bienestar, que ahora se hace más necesario que nunca. Esto hace necesario caminar hacia políticas sociales centradas en los derechos, la igualdad, el trato digno, junto a la construcción de pactos sociales orientados a la construcción de sociedades más justas, inclusivas y cohesionadas.

La política de México frente a la pandemia ha sido importante porque uno de los objetivos de este Gobierno ha sido combatir la pobreza y desigualdad, antes de la pandemia el Gobierno empezó a preocuparse por los pobres, se adelantaron y se expandieron las transferencias monetarias, pero seamos realistas, ya que no ha sido suficiente, se necesita de más, ahora que vienen los nuevos cargos políticos a elección sería bueno hicieron un claro y honesto compromiso con el pueblo de México.

Entradas Recientes

Ver todo