• AFP

La pandemia del Covid sigue su paso y como humanos estamos reprobados


Es triste ver que sencillamente no podemos salir del agujero de la pandemia del Covid-19, sé que todos quisiéramos ya haber superado la pandemia y regresar a nuestra vida de antes pero no se va a poder, al menos no tan fácil. La verdad también es cuestión de disciplina y desafortunadamente no lo hemos tenido y dudo mucho que lo tengamos. Porque una y mil veces nos dan recomendaciones, a favor de nuestra salud pero hacemos caso omiso, por ello es fundamental actuar diferente dando siempre prioridad a nuestra salud y la de nuestra familia.

Si bien es cierto que el gobierno advierte sobre el incremento de los casos, que hay formas de reducir los riesgos, los biológicos que ayudan a evitar la muerte o por lo menos que sea menos severa la presencia del mismo, el pueblo en realidad no le importa morir o que otros fallezcan por esta causa. Vale la pena reflexionar jurídicamente si una persona infectada acude a su centro de trabajo o utiliza el transporte público, sabiendo que tiene Covid-19, ¿es motivo de sanción penal? Es decir, si alguien se enferma o muere por ese contagio, podría calificarse como un homicidio, después de todo, por culpa de quién llevó el virus fue que adquirió Covid. Solo en este mes de enero, 5 municipios celebran a lo grande sus fiestas patronales, los mercados están llenos, los juegos deportivos igual, plazas comerciales, parques y otros espacios más, entonces si la gente no se cuida, no cree en el virus ni acepta esto, porque no sancionar penalmente a quienes cometen el delito de homicidio “involuntario”. No es un juego, si se castiga a personas por robo famélico, que es tan simple, ya que se roba para comer, otros lo hacen para llevar medicamentos, ¿por qué entonces no a los imprudentes? Tal como ocurre con los que atropellan y matan bajo el alcohol, aquellos que se disparan al aire en fiestas, etc. O ¿tiene que tomarse la muerte causada por Covid como eutanasia? ¿Qué no es lo mismo como el contagio del VIH? Es decir si alguien contagia de este virus llega a juicio, luego entonces porque no hacer lo mismo con el Covid. Falso es cuando el gobierno dice que ómicron no es mortal, que no se logra entender que todo mata, el virus puede ser mortal en todo momento, pero es uno como persona el saber si nuestro cuerpo soportará o no esta enfermedad, no es más que el sistema inmunológico el que nos dirá si seguimos o no con vida. Matar por Covid parece ser un juego o película donde no importa quien sino cuantos, hoy los medios de comunicación hacen segunda al dar a conocer que es más importante lo cuantitativo que lo cualitativo. El virus no es culpa del gobierno, sindicatos, maestros, amas de casa, periodistas o cualquier mexicano o americano o mundano; pero si es responsabilidad de todos el evitar no contagiarnos, porque cada quien su vida, lo que sí es responsabilidad es el no contagiar a nadie más.

Deberíamos ser un poquito más prudentes con nuestro actuar pero veo esa situación difícil; al menos en nuestro estado a pesar de ser un estado en semáforo verde parece no importarnos. ¿Porqué será que somos así?, después estamos llorando o lamentándonos pero ya para que; las escuela parece que algunas retornan al modo en linea porque ya han reportado contagios y en eso la Secretaría de Educación debió de meditar más sobre el regreso a clases presenciales, se entiendo el rezago educativo pero también se debería priorizar la vida de nuestros niños.

Entradas Recientes

Ver todo