top of page
  • RUBÉN PÉREZ

Las iglesias no tienen partido, considera líder evangélico

Tuxtla.- La pérdida de fuerza de algunas luchas que mantienen las iglesias del país se debe a que todo se le ha confiado a falsos líderes o incluso a partidos como el PES, el cual no ha representado al pueblo creyente en los dos procesos electorales anteriores, aseguró Marco Tulio Carrascosa, líder evangélico de Chiapas.



Si la agenda LGBTTTI+ ha avanzado a nivel nacional, refirió, es porque la Iglesia no ha hecho su trabajo de forma unida, “y no me refiero solo a una, sino a evangélicos y católicos, quienes comparten muchos principios y valores”.


De hecho, ejemplificó el caso de Guatemala como un país que se ha mantenido firme en sus políticas y ha impedido el aborto u otros tópicos que “en México se han rezagado, y nos están ganando el partido”.


Insistió en que, desde el principio, nunca se ha entendido el porqué de la alianza PES-Morena, “donde solo fue para apoyar al presidente, pero no se defendieron o afirmaron los valores y los principios”.


Lo peor de todo, destacó, es que el PES perdió el registro y luego apareció como Partido Encuentro Solidario, es decir la misma sigla, “pero ahora lo que hacen es dividirse, ya no van con Morena, y pues vemos que no está clara la definición de este partido”.


La Iglesia cristiana, dejó en claro Carrascosa, no tiene partidos sino personas a las que apoyan, “por eso la Iglesia no está activando, y por eso el PES, de nueva cuenta, estaría a punto de perder su registro”.


Aclaró que se necesitará preparar a una nueva generación de políticos cristianos, “y que se metan a Morena, que se metan a todos los partidos, meternos en la política, pero como un agente de cambio, y desde ahí dentro vamos a transformar”.


Tras advertir que Chiapas tiene el más alto porcentaje de cristianos evangélicos, aseguró que si la Iglesia participara en política, “podríamos poner gobernador, sin problemas, pero necesitamos que la Iglesia se unifique”.

bottom of page