top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Lorena, una astronauta chiapaneca

Tuxtla.-  Lorena Rojas Nucamendi es ingeniera en sistemas, maestra en ingeniería aplicada y doctora en liderazgo global, recientemente tuvo la oportunidad de ir a un centro de entrenamiento para astronautas análogos en Cracovia, Polonia, certificándose como la primera mujer chiapaneca en el ramo.


"Todos los experimentos que se hacen en el espacio antes tienen que ser probados en la tierra para tener una idea de los resultados que se van a obtener, entonces nosotros estamos capacitados para realizar esta experimentación aquí en la tierra", explicó.

Solo hay cuatro chiapanecos certificados como astronautas análogos, ella fue la tercera, hay dos hombres y dos mujeres que obtuvieron dicha calificación luego de pasar una semana en un lugar confinado, en aislamiento total, como si estuviera en un campamento lunar.


"Estábamos dentro de una nave, emulaba la situación que vive un astronauta allá en la luna, teníamos que hacer experimentos y vivimos como si estuviéramos en la realidad de un campamento espacial, solo sin la gravedad cero; había máquinas que la simulaban pero solo para los experimentos, entre los proyectos en los que colaboré está la creación de utensilios y herramientas en impresoras 3D, microorganismos y algas para generación de oxígeno y alimentos, y cómo impacta l producción científica y tecnológica en el espacio a través de los alimentos”, señaló.

Fueron siete días viviendo con horarios desde la hora cero, agenda completa de ejercicios, test médicos, análisis al despertar de orina, temperatura, oxímetro, presión y otros parámetros fisiológicos para ver los cambios a los que se sometían a través de los días, además tenían horarios de experimentación, alimentos, dormir -que son muy rígidos- y monitoreo 24/7 con sensores analizando su calidad del sueño, llenando cuestionarios; una vida muy intensa.

“Todas tenemos la oportunidad de vivir el mundo espacial y ser científicas, desde los tres años las niñas pueden ser científicas; me siento muy feliz porque ya soy una señora que tiene niños, que tiene un trabajo y tuvo la oportunidad de ir a hacer una experiencia sin importar mis condiciones y mi edad, eso es maravilloso, porque me demuestra que en todo momento podemos lograr lo que nosotros queramos", compartió.


El primer paso, consideró, es soñarlo, planearlo y con esto incentivar a más niñas y señoras que quieran vivir esta experiencia a través de la divulgación científica, tuvo que llenar una hoja de inscripción, ser evaluada y aceptada, invitó a siempre creer en lo que podemos hacer, cuando le llega la carta de que es seleccionada y aceptada no lo esperaba, pero le enseñó que nunca es tarde para hacer lo que queremos.

“Estadísticamente somos una minoría, cuando hablamos de ciencias exactas solo el 4 por ciento somos mujeres, es importante hacer visible lo que podemos hacer, a través de esto podemos tomar decisiones y saber que se puede, si yo pude, que soy una señora mayor, comparada con jovencitas, que ya no estudio y pude hacerlo, claro que se puede, a las niñas y jóvenes, si les gusta y les apasiona la ciencia, el desarrollo de tecnología, nada te lo va a evitar”, finalizó.

1027 visualizaciones

Comments


Banner GOB.jpg
Banner 950x125.jpg
bottom of page