• ALEJANDRA OROZCO

Migrantes, parte importante de la identidad cultural de Chiapas

Tuxtla.- Las narrativas en la construcción de identidades en la frontera han ido evolucionando con el tiempo, ese es el objeto de estudio de una investigación del profesor e investigador Amín Andrés Miceli Ruiz, de la UNICACH, que lleva 22 años con este proyecto.



Se trata de estudiar los flujos migratorios que tenemos sin excluir que Chiapas siempre ha tenido un flujo importante al respecto, desde el siglo XIX que venían los europeos, lo que contribuye a la cultura y el arte.


“Esto tiene que ver con la violencia, con nuevas narrativas que tienen que abordar nuevas temáticas, no podemos reconstruir ciertos cuadros culturales y hacernos repetitivos, no podemos dejar al margen la migración desde el punto de vista social”, señaló.


Y es que cada pueblo trae sus propias identidades, valores y constructos culturales, ya no solo es una situación de categorías estéticas clásicas, también simbólicas y emergentes que se encuentran en los flujos migratorios; no se trata de romper estos paradigmas de la noche a la mañana.


Es un proceso de artisticidad, en la que el dolor del destierro y el gusto por descubrir un nuevo mundo genera ciertas actitudes que provocan arte, y lo podemos ver cotidianamente.


El profesor ha trabajado con salvadoreños, guatemaltecos y hondureños, en su territorio y aquí, en albergues tanto en Tuxtla como en Coita, que tienen una afluencia de migrantes importante, gente que se desempeña como empleados domésticos, del campo, viviendo en la ilegalidad social.


“A veces nosotros creemos que tenemos ya una identidad totalmente construida, los chiapanecos somos parte de los Parachicos, la Fiesta Grande o el carnaval de Coita, es parte de nuestra identidad pero la identidad se va construyendo y modificando, históricamente Chiapas tiene un flujo de migrantes enorme y de una región a otra hay una manera de pensar, hay una manera de ver el mundo”.


Es así como la sensibilidad se expresa cuando las personas conviven en las tardes, platican con las demás personas, usan sus cinco sentidos, lo importante del arte y la cultura nos lleva a descubrir que no nos podemos encajonar con las expresiones clásicas si no descubrirlas en el día a día, no es un privilegio de pocos, sino que la sensibilidad la tenemos todos, quizá no técnicamente pero sí para expresarnos.


La lectura e investigación de campo son fundamentales en este proyecto, ya que el creador no solo lo hace por inspiración divina, sino que se crea por disciplina, se necesita tener ojos y oídos bien abiertos, acabando con ese pleito histórico entre la ciencia y las artes, algo erróneo porque ambas se ayudan entre sí.


“Comprender a más profundidad el fenómeno de la migración que está ligado con la economía, que está ligado con la violencia, que está ligado con la ruptura de identidades creadas, y eso es todo carácter sociológico y psicológico, pero cuando uno escribe ya tiene toda esa información entonces ya viene la parte que le llamamos realidad ficcionada, la realidad ficcionada no surge de la nada”.


Esto quiere decir que en los hechos hay intereses, y en la realidad ficcionada se trata de la sensibilidad directa basada en información, una manera en que la narrativas nos ayudan a comprender nuestra realidad.

Entradas Recientes

Ver todo