top of page
  • AFP

No esperamos los programas sociales para poder comer


Hay algo que sabemos y lo tenemos muy claro, es que México lamentablemente porque es nuestro país, es un país pobre. Pero algo leía y por ello quiero compartirlo, porque al analizarlo hay mucha razón. Y es que como mexicanos debemos saber que para enfrentar la pobreza hay que superar una percepción errónea. Lamentable que el mexicano siempre este a la espera de los “programas sociales”, y pensamos todos incluyendo nuestro gobierno o al menos eso parece que dichos programas nos van a sacar de la pobreza y es todo lo contrario.

La raíz de la pobreza en México está en el sistema laboral. Para muchas personas el trabajo se convierte en una fábrica de pobreza. Una de las cosas que debemos comprender que cuando el gobierno otorga a su país los programas sociales avanza por otro lado con deudas para poder cubrir dichos gastos en los programas sociales. La clave de verdad para acabar con la pobreza esta en el Trabajo Digno + Sistema Universal de Salud y Protección Social. Esa es la fórmula para un México sin Pobreza.

Los datos de CONEVAL son muy claros. Hay dos carencias que resaltan y explican la magnitud de la pobreza, su permanencia e incluso su crecimiento en estos 2 años: a) la carencia de ingreso suficiente para la canasta básica y b) la carencia de seguridad social. Ambas carencias se generan en buena medida desde el sistema laboral, por bajos salarios y por millones de personas que trabajan sin seguridad social.

Desde el Observatorio de Trabajo Digno: 2/3 de las personas que trabajan no ganan lo suficiente para cubrir el costo de dos canastas básicas, no pueden sostener a un hogar de dos personas fuera de la pobreza. Y 6 de cada 10 personas trabajan sin afiliación a la seguridad social. Son “informales” aunque una buena parte de ellas tienen un empleo con trabajo asalariado y subordinado.

La pobreza es un “problema-país” que requiere la participación de todos y que permite concitar la colaboración más allá de colores partidistas o intereses de grupo.

Lo que al final concluye y es necesario plasmarlo, es que como mexicanos dejemos de esperar que el gobierno a través de sus programas sociales nos hagan el milagro y salir de la pobreza o como mínimo tener para la comida, más bien es salir de nuestra zona de confort y salir a trabajar de verdad.

Gobierno, por favor es indispensable reordenar el sistema para colocar los derechos laborales en el centro y crear más trabajos dignos. Trabajo digno para todas y todos.

También en vez de pedirle al gobierno pan, exigir Salud y Protección Social para todas y todos. Esto requiere que incluyan a todas las personas, o sea que sean efectivamente universales. Y por tanto, que no sean condicionados, que dejen de estar vinculados a las prestaciones laborales y al régimen laboral. Para acabar al México pobre tendría que haber un sistema universal de Salud y Protección Social, que además de la salud, incluye el acceso a servicios de cuidados y mecanismos de sustento para quienes carecen de ingreso, por discapacidad, por enfermedad, o por situaciones de emergencia, como esta pandemia. Millones de personas sin trabajo y muchos millones más que trabajan sin seguro social y sin salario suficiente se beneficiarían de esta fórmula. Aunque parezca imposible, si se puede pero como dirían en mi pueblo, “hace falta colmillo” para sacar a México de la pobreza o sencillamente no nos quieren sacar de la pobreza, entonces ¿hasta cuándo nos vamos a dejar?.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page