• Redacción

Nuestro pobre sistema de partidos

Miguel Tirado Rasso


Leemos en la primera plana de un diario nacional, del pasado lunes, bajo el encabezado ’Pierden’ los partidos a millones de militantes, una nota sobre la triste situación de los partidos políticos con registro, en lo que toca a su padrón de afiliados. De acuerdo a la legislación electoral vigente, esas organizaciones están obligadas a actualizar los registros de sus militantes, con cierta periodicidad y entregarlos al Instituto Nacional Electoral (INE) para su validación, lo que permite tener una información más cercana a la realidad sobre su verdadera fuerza electoral.

Sana, conveniente y necesaria disposición, ante la histórica costumbre de los dirigentes de estas instituciones que gustan de presumir cifras alegres, siempre millonarias, cuando del número de afiliados de sus partidos se trata. Y es que, como decía alguien, hay que hablar bien del camello, pues a falta de un atractivo en sus propuestas políticas o de una definición ideológica propia, tan en desuso ahora, los partidos hablan de supuestos logros y posicionamientos políticos para atraer simpatizantes, que no necesariamente son afiliados.

Con la validación que hace el INE de los padrones que le entregan los partidos, a éstos ya no les queda más que aceptar su realidad, y considerar sólo aquellas personas con las que se cuente la documentación que avale su filiación, pues inflar los números con datos falsos, amerita sanciones.

El tema de los padrones es delicado y complicado y, el mejor ejemplo de esto, es el caso de Morena, el partido en el poder, que no ha podido realizar el proceso interno de la renovación de su dirigencia, precisamente por el manipuleo que han hecho del registro de su militancia. Cada uno de los candidatos a la dirección de este partido manejaba el número de militantes, según su conveniencia, en vista a la elección interna.

La pugna por el control del partido llegó hasta la autoridad electoral que cortó por lozano el problema. La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló el proceso electoral interno, y fijó un plazo de 90 días al Comité Ejecutivo Nacional de Morena para reponer el proceso. En su resolución la autoridad electoral habría señalado “las instancias partidistas no han llevado a cabo las actividades de depuración y actualización del instrumento de registro que ellos mismos se impusieron con la finalidad de garantizar que, en el mismo, se encuentren incorporadas todas aquellas personas con derecho a él”. Cabe comentar sobre esto, que, hasta la fecha, la dirigente de Morena poco o nada ha hecho para cumplir con el mandato del Tribunal.

De acuerdo al calendario presentado por el INE, el plazo para el refrendo o ratificación de los afiliados de los partidos políticos, concluyó el 31 de diciembre pasado. A partir del 8 del presente mes y hasta el día 14, estas instituciones deberán presentar el informe final y listado de militantes con cédula de afiliación, para que el 31 de enero, la autoridad electoral concluya con el registro de los padrones.

Por lo pronto, y a reserva de la validación que haga la autoridad de los padrones actualizados por los partidos, el denominador común de los datos que manejan estas organizaciones es un desplome en el número de afiliados contra los registrados hace dos años, según se desprende de la información del reportaje en comento. Esta escasez de militantes refleja la crisis por la que atraviesan los partidos de nuestro escenario político desde hace varios años ya, agravada a partir del tsunami electoral de julio de 2018.

Algunos datos. Morena que, en el Consejo Nacional del 29 de septiembre del año pasado, su secretario de Organización, Leonel Godoy, presumía de un padrón de poco más de 3 millones de militantes, pero a fínales de diciembre pasado, su dirigente sólo pudo acreditar ante el INE el 10 por ciento.

El PAN tenía registrados sobre 378 mil afiliados en noviembre, ahora reporta válidos alrededor de 290 mil, 24 por ciento menos. El PRI, por su parte, alardeaba de un padrón de casi 6 y medio millones de militantes, pero en su corte de noviembre pasado, esa cifra se redujo a 1 millón 800 mil, 72 por ciento menos. El PRD, decía contar con un registro de 5 millones 250 mil afiliados, sus nuevos números dicen que esa cantidad es ahora de 1 millón 749 mil, 67 por ciento menos.

Los tres partidos restantes, el del Trabajo, Movimiento Ciudadano y Verde Ecologista, además de padecer también la pérdida de militantes, presentan números rojos que ponen en riesgo su registro, en caso de no contar con el mínimo de afiliados requerido por la ley. El PT afirmaba contar con poco más de 500 mil militantes, pero hasta septiembre sólo había podido ratificar 79 mil; Movimiento Ciudadano, que hablaba de un padrón de 466 mil militantes, en octubre informaba tener ratificados sólo 195 mil, y el PVEM, con 309 mil afiliados, según sus datos de enero del año pasado, hasta octubre llevaba 221 mil registrados.

Estos partidos tendrán que ponerse las pilas para que los datos que entreguen al INE superen el mínimo de afiliados debidamente acreditados que no podrá ser inferior al 0.26 por ciento del padrón utilizado en la última elección federal, o sea sobre 230 mil militantes.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com