top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Que la fuerza de voluntad no sea tu dureza

Tuxtla.- En esta ocasión, Lakshmi y Gastón platicaron sobre la fuerza de voluntad, ya que es muy romántico decir ‘hay que tenerla’, ‘échale ganas’ para cumplir muchas metas y cosas, porque tenemos esa fuerza de voluntad y luego resulta que no llegas, no lo logras, otra vez dices ‘ahora sí’ y nuevamente no lo logras, esto suele ser muy doloroso, porque te sumerges en un estado de ‘no sirvo para nada, mi voluntad no vale, no tengo fuerza, soy un débil’, pero no es así, muchas veces nos auto saboteamos porque le decimos a todo nuestro ser ‘yo mando’ y el ego dice: ajá.


“Que tu fuerza de voluntad no sea tu dureza, ni tu castigo, que no nazca de tu necesidad, somos duros con nosotros mismos y a veces no somos conscientes que esto que me puse como meta y voy a poner mi fuerza de voluntad todavía no lo resuelvo, entonces me obligo y soy dura, por ejemplo, a fin de año, decir ahora sí me pongo a dieta, está padre querer cuidar la alimentación y estar sanos, estar bien, pero cuál es el trasfondo: que no te amas, te rechazas, no te gustas, la obesidad nos puede llevar a enfermedades y tenemos que estar lo más sanos y en nuestro peso pero desde qué punto, desde odiarte, no amarte, ser cruel y duro contigo al verte al espejo, o desde quiero cambiar y transformarme para vivir más años y estar mejor”, señaló.



Por ejemplo, Lakshmi ha bajado de peso paulatinamente, cuando se embarazó pasó de pesar 60 o 70 kilos a casi 150, explotó y llegó a eso, cuando comprendió que se estaba haciendo daño porque psicológicamente, al estar sola con su hijo se ensanchó para protegerlo, en ese momento, todas esas fuerzas de voluntades, porque se rechazaba, porque antes no era gorda, se veía y decía: esto no me gusta, no soy yo, aunado a los comentarios de la gente.


“La ignorancia hace que las personas opinen del cuerpo de otras, la falta de compasión, somos ignorantes y faltos de compasión y respeto, a veces tu mejor intención no es lo correcto, te lo digo porque te quiero, pero a final de cuentas no estoy teniendo la compasión, muchos años quise tener esa fuerza de voluntad desde la no aceptación, cuando empecé a aceptar, independientemente de lo hormonal, empecé a trabajarlo y hay gente que no me conoce y dice: estás subida de peso, pero no ven el gran esfuerzo que hice de los 150 kilos a 90, me siento tan contenta, tan feliz, no lo he hecho presionándome, odiándome, sino paulatinamente con una fuerza de voluntad de conciencia, no aplastadora, opresiva, cuando tu fuerza de voluntad está teñida de opresión, de ser duro contigo, de no amarte, no lo vas a lograr”, relató. 

Y es que los tiempos cambian, ahorita hay mucha consciencia, terapias alternativas, psicología más profunda, confía en que llegará un momento que ojalá podamos ver un cambio significativo ante todo esto, todos esos suicidios es por la no aceptación, por no amar y aceptar la vida, tengo derecho a la vida, a experimentar, pero también tengo que entender que tengo derecho a llorar, estar enojada, triste, porque somos seres sintientes y pensantes, si no nos permitimos sentirnos, saborearnos, conocernos, mirarnos, obviamente vamos a estar perdidos, no quiere decir que el sentimiento no existe, ni es pintar un panorama de arcoíris, dragones, princesas y castillos, pero tampoco de calabozos, ratones y oscuridad.

“Que tu fuerza de voluntad sea con conciencia, aprendiendo a conocerte, si te quieres poner a dieta, a ahorrar, cualquier meta que te propongas, porque todos tenemos derecho a ponernos metas, mi hijo también está en esta cuestión espiritual, de crecimiento personal, hace poco le dije: no seas duro contigo, si nunca lo hiciste y ahora pones tu voluntad pero no lo logras, respira, observa por qué no, qué sentiste, qué patrón de conducta y vuélvelo a intentar, pero no desde soy un fracasado, sino desde estoy aprendiendo” recomendó. 

Así pasó en su experiencia propia, dice que no se puso a dieta, ella como todo, está aprendiendo, la cuestión es que no come entre comidas ni demasiado dulce, más que nada es la organización de sus alimentos, a lo mejor no desayunó ni comió bien, pero cena bien, es más de salado que de dulce, pero a fin de cuentas verdaderamente ha aprendido, le faltan muchas cosas, no está en un régimen pero de eso se tratan esos más de 30 kilos que ha bajado, sin prisa alguna.

“Primero que nada tienes que ver qué te duele, qué tienes, cuáles son tus sufrimientos, qué te está pasando, cómo te sientes, animar a trabajarlo, ahí vas a encontrar esas raíces que necesitas arrancar para dar un paso adelante, que tu fuerza de voluntad no venga teñida de dolor, odio, estarte aplastando, que venga toda esa fuerza, esa voluntad de conciencia del amor, tratar de hacer eso que no sé, voy a tener la fuerza de voluntad, el valor, me voy a observar, porque quiero ahorrar, o ponerme a dieta, o hacer ejercicio, lo que fuere pero siempre observándote, y si no lo logras no eres un  fracasado, es que todavía no lo aprendes y otra vez vuelve a empezar, que más da si tenemos vida”.

No olvides seguirla a través de Facebook, Instagram, YouTube y TikTok como Lakshmi Shakti, o escribirle para cualquier consulta al correo lakshmishakti@hotmail.com.

24 visualizaciones

Comments


Banner GOB.jpg
Banner 950x125.jpg
bottom of page