• ALEJANDRA OROZCO

Elena Torres, poniendo su “granito de arena”


Tuxtla.- Elena Torres Villanueva es una chiapaneca que desde muy joven, comenzó a luchar por los derechos de las y los niños, liderando una asociación que se centra en brindar apoyo a víctimas de abuso sexual.

Es fundadora de Granito de Arena, una organización sin fines de lucro dedicada a promover el pleno ejercicio de los derechos de los niños y niñas en Chiapas bajo diferentes ejes, el principal es la prevención del abuso sexual, bajo el eje transversal del pleno ejercicio de los derechos de niños, niñas y adolescentes estipulados por la ley.

Esta asociación brinda atención psicológica a víctimas a partir de los 3 años de edad, así como capacitación constante a personas internas y externas, basados en el análisis de cifras en el sector comunitario, educativo y familiar.

“Estamos en capacitación constante, en transmutación, cuando se enteran a qué me dedico, la gente dice: ‘ella trabaja para apoyar a niños violados’ pero en realidad es una experiencia de la vida, todos hemos sufrido un tipo de maltrato, ya sea físico, psicológico, sexual o la negligencia, este último es el peor, porque trae más consecuencias, mi trabajo es ver la parte positiva de lo que estamos haciendo y motivar al equipo de trabajo”, expresó.

Elena tiene un compromiso de excelencia con y por los niños, a veces se le juntan muchos pendientes pero cuando llega un niño a terapia, feliz con su dibujo a este espacio diseñado para ellos, todo vale la pena.

“Una cosa importante es que los niños participan, tratamos de cambiar ese adultocentrismo, de que no solo los adultos saben qué es lo mejor para los niños sino que ellos también lo saben”, señaló.

Por ejemplo, recuerda que una niña de sie7e años, después de varias sesiones de terapia, le dijo: ‘yo soy un granito de arena y me voy a convertir en una perla’, “este tipo de cosas hace que comprendamos cómo ellos enfrentan la vida, y eso es admirable”.

Granito de Arena funciona gracias a las donaciones de sus benefactores, se trata de un consejo de miembros honorarios ante notario público, el presidente ve qué se hace con los recursos, estos donadores actuales son la mejor carta de recomendación para otros donadores, por ahora, son sie7e donadores locales chiapanecos, pero cualquiera puede acercarse a donar cualquier monto.

México y Chiapas, con más casos de abuso

A nivel mundial, la OCDE señala a México como el primer lugar de todos sus estados miembros en abuso sexual a menores de 14 años por sus propios padres, así como el primer lugar en difusión de páginas de pornografía infantil.

Es decir, 2.5 millones de niños y niñas mexicanos sufren este abuso, así como se sabe que 1 de cada 5 menores de edad han sido contactados por pedófilos por internet, y solo el sie7e por ciento se lo dicen a sus papás, el resto se calla, para que no les quiten el teléfono o el internet.

Lo de hoy en día son las redes, es por eso que prácticas como el sexting, las nudes, el grooming y otros tipos de acoso son cada vez más comunes, a nivel local hace poco se subió una carpeta a Dropbox con fotos de desnudo de chicos y chicas chiapanecos de muchas escuelas, en su mayoría mujeres, pertenecientes a la generación centennials, que cursan primaria y secundaria.

“Antes se creía que se necesitaba la tecnología para prosperar, pero al no tener civismo ni límites en el hogar, los avances arrasaron con la sociedad y causan estos fenómenos, en cuanto al grooming por ejemplo, Argentina es pionero en legislar el tema del acoso de adultos a menores por redes sociales”.

Incluso, una activista la contactó, ella lidera una asociación que hace obras para sensibilizar a los padres, ya que su hija fue acosada por una mujer mexicana, bajo la fachada de un juego online en el que la niña mandó fotos al “líder”, que resultó una mujer; esto rompe los tabús, y confirma que el abuso es para tener poder sobre los menores.

En Chiapas, hasta 2014 no había información sobre delitos sexuales a niños, solo había como referencia la encuesta infantil del IFE, que se hizo a nivel nacional pero después se canceló, a pesar de que fue la entidad con menor participación infantil, obtuvo también los resultados más altos, fueron 23 mil niños de 6 a 9 años, de los cuales declararon 6 mil dijeron que en la escuela y en casa, alguien les tocaba su cuerpo y les pedía que no lo contaran.

La tendencia fue mayor para niños que para niñas, con 17 y 13 por ciento respectivamente, un total de 30 por ciento de niños, es decir, que 3 de cada 10 eran tocados y les pedían que guardaran silencio.

Según información de la Fiscalía, solo en Tuxtla se recibieron 354 denuncias de abuso infantil, aquí el factor por sexo se revierte, pues 249 eran de niñas y 95 de niños; las denuncias aumentan en el sector de los 10 años de edad, esto corresponde a lo que atienden en Granito, ya que la mayoría de víctimas que tratan, fueron abusados en edad preescolar.

Esto, en el Código Penal está marcado como pederastia; en 2016 se recibieron 2 mil 045 denuncias de maltrato infantil, de las cuales no procedieron mil 739. Por el otro lado, en zonas como los Altos vemos situaciones como pornografía con menores o zoofilia.

Silencio, el mayor obstáculo

Aunque las mujeres sí tenemos voz y voto, los niños no, a ellos no los escuchan o no les creen, y declarar es de los procesos que más los afectan emocionalmente. Elena considera que poco a poco va habiendo un avance como sociedad, pero aún hay rezago.

Granito de Arena no tiene un convenio con el gobierno, pero a veces actúan de manera coordinada cuando realizan prevención en instituciones o cuando guían en un proceso de denuncia; cabe mencionar que muchos casos son omisos porque las instancias no actúan, aún los mismos adultos del círculo de confianza del niño no les dan voz.

“Muchos maestros en su desinformación y miedo no los defienden por represalias, el niño les cuenta y ellos no hacen nada, eso para nosotros como asociación es doloroso, saber que lo revelaron y esta persona de confianza no hizo nada, todo empieza desde la comunidad, romper esta barrera de hablar del tema pero muchos por su miedo ven por ellos y no por el niño, se requieren muchísimas diligencias para comprobar el delito, pero no dan oportunidad de que las autoridades hagan lo suyo”.

Uno de los logros de Elena, es que en el Diario Oficial de la Federación se publicó que Granito de Arena es parte de una comisión ciudadana de prevención de la delincuencia, para exhortar a las autoridades, empresarios y todas las instancias a prevenir.

“Tenemos que entender qué es el abuso para integrarlo a la vida, medir la magnitud de las consecuencias, y resolverlo, es triste que lleguen personas que lo reconocen, aceptan, comprenden, y en 2 o 3 meses de terapia creen que están bien, sin embargo es un proceso de toda la vida, y si hay una alteración peor aún, se requiere el trabajo con especialistas”, señaló.

Prevención, lo más importante

“Tenemos que hablar de sexualidad en casa, del autoerotismo, del abstencionismo, del trabajo sexual, definir esos términos, por ejemplo si a los niños les enseñan el nombre de los órganos y en casa les dicen que no, que se llama pilín, desde ahí va para atrás, no se puede prevenir aquello que no nombramos”, puntualizó Elena.

Y es que lejos de causarnos terror, la prevención del abuso sexual infantil consiste en brindar educación sexual en el momento adecuado, desde que el niño aprende a hablar, hay gente que a veces, se da cuenta hasta la edad adulta que sufrieron abuso en la niñez, pues se confunde pero no es lo mismo que una violación.

Granito de Arena brinda talleres de prevención sin ningún costo, pueden asistir en grupos de mínimo 10 personas a sus instalaciones, y si van a algún lado, se cobra una cuota de recuperación mínima por la playera de recuerdo, el traslado, un cuento, y nos adelantó que próximamente, presentarán al personaje de “Arenito”.

“Somos un grupo de personas comprometidas con la niñez, de mirada sincera y abierta, Granito de Arena se compone de conjugar, creer y crear; unos podemos creer y soñar mucho, y luego hay que implementar, donde otros colaboran para que se pueda crear”, señaló.

Elena fundó la asociación hace 9 años, en 2010 ya estaba activa, y a raíz de que la entrevistaban por su labor, decía que estaba “aportando su granito de arena”, por lo que gracias a los medios decidió formalizarla bajo este nombre, cuando un notario vio su labor y les regalaron el acta constitutiva, por lo que se sienten muy agradecidos.

“Mi deseo es que Granito de Arena pueda continuar con, sin y a pesar de las situaciones, con, sin y a pesar de mi presencia, los fundadores apapachamos mucho y es difícil dejar ir o que lleguen otras ideas, pero mi deseo es que podamos sanar a la sociedad y llegar a todo el estado, incluso que se posicione a nivel mundial, como Save the Children”, dijo.

La Fundación Internacional Granito de Arena se ubica en Tuxtla, en la colonia Vistahermosa sobre la 9ª norte poniente 1131ª, al teléfono 2233103, cualquiera puede acercarse o contactarlos a cualquier hora para ser asesorados y guiados, lo importante es que haya menos niños y niñas víctimas de abuso.

#Entrevista #GranitodeArena #ElenaTorres #Abusosexualinfantil

Entradas Recientes

Ver todo