• ALEJANDRA OROZCO

Aquí te traigo esta corona...

Tuxtla.- Cuando un tuxtleco cumple años, o más bien, en la víspera, es muy común coronarlo, la corona original suele ser de flores y se acompaña con algún canto o poema, es una tradición que sigue vigente.



Es por ello que Café Urbano y El Jardín organizaron un taller para enseñar a hacerlas, aprovechando las flores que tengamos disponibles para que se rescate y perdure esta tradición.


El florista Jesús Gilber Domínguez, señala que esta tradición surge hace muchos años, en 1771 para ser exactos. “Es de origen europeo, cuando el alcalde Juan de Oliver pide ser coronado en su cumpleaños para rememorar su coronación real, las familias españolas que vivían en el barrio Santo Domingo le realizan una corona de flores para festejarlo, las familias zoques lo ven y retoman en sus imágenes religiosas”.


Es así como pasa a ser parte de nuestras tradiciones, que actualmente sigue vigente aunque se ha perdido un poco, por lo que están tratando de rescatarla y darla a conocer para que más personas la realicen.


“Se recomienda usar las flores que tengamos en nuestro jardín, pero ya contamos con más flores que se producen en el estado, las rosas son las más bonitas y populares, se le pueden agregar crisantemos y flores de otros colores”, detalló.



Por su parte, Erick Ávalos, promotor cultural, señala que para elaborarlas se pueden ocupar hasta tres horas, dependiendo de la habilidad de cada persona, lo primero es limpiar e ir amarrando las flores para darles la forma de corona.


“Estamos usando flores de los Altos, que es el principal distribuidor de flores del sureste mexicano por su geografía, decidimos hacerlo por la logística e impulsar a floricultores locales”.


Para este taller se utilizaron astromelias, crisantemos, conchas, chenas y para el follaje ciprés o pino; actualmente las hacen hasta de papel o dulces, pero depende del gusto de cada persona.


“El hecho de coronar en tu cumpleaños o la víspera tiene una gran carga emocional, por el tiempo que te lleva realizarla, pensar en qué flores le gustan más, el simple hecho de regalar algo elaborado con tus manos tiene un valor muy importante para no olvidar estas tradiciones”, finalizó.


Entradas Recientes

Ver todo