• AFP

Carrillo en su jugo

Annete Lewis


Lo que Mario Carrillo afirma del América tiene una gran dosis de verdad, pero esperen que no me refiero exclusivamente al tema futbolístico, porque Carrillo es técnico y sabe más que los que podemos opinar desde la comodidad de un teclado, me refiero al entorno y lo demás, que es lo que más acarrea reflectores.

Que diga que Miguel Herrera dirige al América como si fuera el Atlante nos llevaría a la comparación de los equipos que dirigieron ambos y el América de Herrera ha sufrido en las finales, ambas contra Cruz Azul que todo aquel que se enfrente a La Máquina en la final, sabe que lleva mano.

El América del “Capello” es aquel que le dio un repaso a los extintos Tecos de la UAG, con aquella gran versión de unas Águilas que tenían a Cuauhtémoc, a Ochoa, a Kléber Boas y de repente aparecía un chico llamado Claudio López. Un gran equipo que si tuvo momentos épicos, una racha de juegos ganados de manera consecutiva y después, sin saber todavía las razones, prescindió del entrenador.

Miguel Herrera tiene una situación preponderante, la falta de autocrítica cuando es superado, por ejemplo, el pasado empate ante Necaxa lo deja mal parado, porque de nuevo hizo que el rendimiento de su equipo pase a segundo plano, Necaxa con muy poco, logró ponerlos en aprietos y es por eso que Carrillo tiene razón. El entrenador del América no puede justificar la inoperancia de su equipo, que tuvo la ventaja, que se vio alcanzado y que estuvo cerca de caer derrotado en ese duelo.

Ya después, podemos revisar los equipos anteriores en los que ha militado el “Piojo” y veremos que sí, es un patrón de conducta que quizá sea la principal referencia de Carrillo para hablar de Herrera. El entrenador del América debe tener un comportamiento ejemplar, partiendo siempre de la idea futbolística (que puede fallar algún día), aceptando y analizando a detalle.

Es como en la portería, me parece que Herrera luego piensa que América es la Selección Nacional, que ese banquillo le entrega súper poderes para hacer y deshacer a placer y ya de cómo se involucra la familia, ni qué decir.

¿Cómo puedo ir por la vida “defendiendo” a la familia si permito que se metan con quien sea?, pequeño gran detalle., Escuchen hablar a Pablo Guede y después a Miguel Herrera, encuentren quién tiene más exabruptos y quién suele analizar futbol en un micrófono. El discurso es importante y ya después, se puede hablar de quién es mejor.

A Guede le sobraron novias en este verano, después de un par de torneos con Monarcas Morelia, a Herrera seguro le sobrará quién lo quiera en el banquillo cuando salga de América, pero el objetivo será siempre qué es lo que quieres para tu equipo, qué es lo que necesita y ya después decides a cuál llevas al banquillo, sin necesidad de decir quién es el mejor o el peor. Es algo así como un “cada quién tiene lo que se merece” y en la actualidad el “Piojo” es lo que el América necesita, aunque para Carrillo no es el estratega ideal.


IMAGEN DEL DÍA


Velocista a tope

Los 4x400 de Tokio ya esperan a Georganne Moline, estadounidense que se alista para recorrer la distancia sin problema. Tú puedes protagonizar este espacio, envía tus fotos a deportes@sie7edechiapas.com.mx; no se publicarán fotos anónimas.



Entradas Recientes

Ver todo