• EFE

Diputados aprueban en lo general reforma a la Ley de Hidrocarburos

Ciudad de México.- La Cámara de Diputados de México aprobó este miércoles en lo general la reforma a la Ley de Hidrocarburos, iniciativa que busca desincentivar y castigar diversas prácticas relacionadas con el comercio ilícito de hidrocarburos.



La aprobación del dictamen, un proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de Ley de Hidrocarburos y que deriva de una iniciativa que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, enviado el pasado 26 de marzo, se dio con 292 votos a favor, 153 en contra y 11 abstenciones.


En los considerandos de la Comisión de Energía, se precisa que el objetivo "es lograr el máximo factor de producción de los hidrocarburos y petrolíferos, garantizar el suministro de los mismos, en beneficio de los mexicanos".


Esto para "alcanzar la seguridad y soberanía energéticas y contribuir al desarrollo nacional, teniendo como referencia que Petróleos Mexicanos (Pemex) es una empresa productiva del Estado mexicano".


En su intervención, el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa, afirmó que el dictamen que reforma la Ley de Hidrocarburos "es

inconstitucional y, además, provocará que haya combustibles caros y escasez de éstos".

Además, dijo que la reforma "no incrementa en nada la producción nacional de gasolina, no incrementa en nada la producción de petróleo y gas natural".


Mientras que el diputado Justino Arriaga, del derechista Partido Acción Nacional (PAN) afirmó que el dictamen busca revocar permisos de los particulares que no cumplan con los mínimos de almacenamiento que establezca la autoridad, "lo que viola claramente el principio de no retroactividad de la Ley".


Agrego que la propuesta será "un duro golpe al Estado de derecho, que amenazará a las inversiones presentes y futuras".


Mientras que por el oficialista Movimiento Regneración Nacional (Morena), del presidente López Obrador, el diputado Diego del Bosque sostuvo que la reforma recupera la soberanía energética nacional.


Indicó que los opositores "no toman en cuenta las condiciones históricas que llevaron a Pemex al bajo rendimiento y poca rentabilidad en los últimos años y, aún así, este año aportará el 17 % de los ingresos presupuestarios".


LA INICIATIVA


La iniciativa tiene como eje central devolver a la estatal Petróleos Mexicanos el control de precios y llevar a cabo cambios en la transportación, distribución, comercialización, venta y almacenamiento de combustibles.



Al igual que la suspendida Ley de la Industria Eléctrica que da prioridad la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) por encima de los privados, la iniciativa para reformar Ley de Hidrocarburos señala que la participación del sector privado pone en riesgo la seguridad y economía del país.


La reforma, promovida por López Obrador, abarca los sectores de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos, y busca tumbar la reforma estructural impulsada por el expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018) que promovió en 2014.


López Obrador ha prometido "rescatar" a Pemex, pero la petrolera más endeudada del mundo sufrió en 2020 la "peor crisis de su historia" con una pérdida neta de 21.417 millones de dólares, un 38,2 % más que el resultado también negativo de 2019.