• ALEJANDRA OROZCO

Elvira, cafeticultora chiapaneca de talla internacional

Tuxtla.-Hoy conmemoramos el Día Internacional del Café, este grano aromático que distingue a Chiapas en el mapa nacional y mundial, compitiendo con los grandes países productores como Brasil o Colombia en cuanto a calidad, e impulsando cada vez más el comercio y producción local.


En Yajalón, a unas cinco horas de la capital chiapaneca, se ubica la finca San Juan del Vesubio, propiedad de Elvira Trejo, quien se ha distinguido en el mundo de la cafeticultura por la calidad de su aromático, por ser chiapaneca y por ser mujer, tanto así que su talento y producto han sido reconocidos a nivel nacional.

“Empezamos con los cultivos de café hace ocho años, todo empezó con mi deseo de cuidar plantas y comenzamos con el cultivo, luego surgió la idea de hacerlo como una actividad familiar, y así abrir mejores mercados para tener recurso y hacer labores”, señaló.

La finca se ubica a las faldas de un cerro, a una altura de mil 500 a mil 800 metros sobre el nivel del mar, lo que favorece su actividad al ser una tierra apta para poder cultivar el café que en 2019 y 2021, fue acreedor a la Taza de Plata de Yara Champion Program Coffee de entre 40 finalistas en su tercera y quinta edición, a partir de ahí se han dado a conocer y han crecido como la espuma.


Incluso, hoy en día cuentan con una barra de especialidad en Puebla, que maneja su hija para demostrar al cliente las notas de su café a través de distintos métodos de extracción, demostrando así que desde el campo pueden llevar a la barra ese aromático sabor.

“El principal interés es preservar el medio ambiente, en la finca tenemos plantas y aves endémicas, con el café podemos aportar algo a la madre naturaleza y eso le hace sentir muy satisfecha, orgullosa, el poder emplear a la gente de la región y a las mujeres es muy satisfactorio, ahí confluyen familias completas, la labor de la mujer es muy importante en el campo, de ellas depende la calidad, cuando está el producto para cosecharlo van escogiendo los granos adecuados, los maduros uniformes”, explica.

Elvira tiene la sensibilidad de poder apoyar a su gente, la motiva seguir buscando canales de comercialización para ser justa con su salario, y es que las labores del café son muy apasionantes y adecuadas para las mujeres, considera que cuando nos lo proponemos sí podemos y las labores del campo también son para nosotras.


“Las cosechas subsecuentes nos dedicamos a cuidar la calidad y seguir en concursos para darme a conocer, difundir que se cultiva café de especialidad, posicionar a Yajalón, a Chiapas y a México, el café es la segunda bebida más consumida del mundo y en estos últimos 10 años se ha vuelto una moda tomar café de especialidad o con diferente método de extracción, el reto es exportar, el nuestro se vende a diferentes barras de especialidad”, señaló.

Se estima que cerca del 70 por ciento de la mano de obra en los cultivos de café en México se compone por mujeres, pero solo 3 de cada 10 son liderados por una; el enfoque de género está presente y aunque la brecha todavía no se ha cerrado, se convierte en un sector inclusivo dentro de la actividad agrícola, que es una de las primarias en la entidad.


Puedes encontrar su amplia variedad en redes sociales: Espíritu Café es su barra de especialidad, y Finca San Juan del Vesubio el lugar donde la magia comienza, siendo su principal interés la preservación del medio ambiente y cultivar cafés de especialidad.

La Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café (AMECAFE) estima que a nivel mundial se produzcan 167.47 millones de sacos, a nivel nacional se espera 4.2 millones de sacos de la cosecha que ha comenzado, un poco mayor al ciclo productivo pasado, de ese volumen del país un 30 por ciento será aportación del estado de Chiapas, entre un millón 200 mil a un millón 400 mil sacos.

+

Entradas Recientes

Ver todo