top of page
  • AFP

Es de muchos egos

Annete Lewis


Se han escrito muchas historias de la actualidad en la NBA, de cómo algunas figuras trazan un camino y van consiguiendo títulos, mientras otros buscan la forma de figurar en primer plano, dejando un sitio cómodo en un rol secundario, pensando en que tienen forma de conseguirlo. Algunos lo han logrado, otros, en el proceso, van cosechando tempestades después de sembrar tormentas.

Pero también hay a quienes les gusta tirar pullitas para buscar demeritar, por ejemplo, lo que ha sucedido con Kyrie Irving cuando declaró sobre reunirse con Kevin Durant en los Nets de Brooklyn.

El base supo siempre que, en Cleveland había un solo mandón, pues antes del regreso de LeBron James tuvo algunas temporadas en las que los Cavs fueron los peores, por eso pudieron elegir a Andre Wiggins con un pick 1 en el draft; sin embargo, fue cuando James volvió cuando su labor obtuvo recompensa, Kyrie consiguió el título, pero no soportaba que el crédito se lo llevara completo LeBron.

Kyrie se fue, jugó esa campaña en Boston mientras James se quedó una campaña más en Cleveland, los Cavs jugaron otra final, Irving no jugó porque se lesionó y el año pasado, mientras James ganaba su cuarto trofeo de campeón, Irving volvía a cerrar un torneo lesionado, aunque con la ilusión de hacer una dupla que alcance el título, en una conferencia que tiene tres candidatos esperando que los Nets suban el nivel.

Decir que es la primera vez que tiene a lado a un jugador que también puede ejecutar el último tiro, a pesar de que antes había jugado a lado de LeBron, causó la polémica; s cierto, Kavin Durant es un buen finalizador, pero no ha tenido más acciones de ese tipo que LeBron James. Las palabras de Kyrie intentaron ser muy políticamente correctas, pero en el proceso se metió en un embrollo. James lo tuvo a su lado para ganar un título, Durant apenas va a estar ahí y seguramente tendrá el mismo rol que James, ser el líder de ese equipo e Irving tendrá un papel secundario.

A LeBron no le cayeron bien esas declaraciones, es como cortar con códigos no escritos de un pasado en el que no te fue mal, pero pensaste que iba mejor y a partir de ahí, comienzas a ver cómo buscan demeritar lo que consigue aquel que en algún momento despreciaste. En la NBA hay un ego demasiado grande, pero hay formas que no deben descuidarse.


IMAGEN DEL DÍA


Tulipán veloz

Lieke Klaver ha demostrado su velocidad en la pista y por supuesto, ganando adeptos en cada ciudad en la que compite en sus pruebas. Tú puedes protagonizar este espacio, envía tus fotos a deportes@sie7edechiapas.com.mx; no se publicarán fotos anónimas.



Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page