top of page
  • AFP

Hay que minimizarlo

Annete Lewis

deportes@sie7edechiapas.com.mx


Ahora que el futbol del Tri vuelve a México, debió ser una buena oportunidad para ejercer la primera medida respecto al grito homofóbico, limitando, identificando y prohibiendo acceso a quienes fomentan caer en esa mala acción; sin embargo, lo que hizo Chivas el fin de semana en el Akron también puede servir, pero deben ir más allá.

Cuando el aficionado identifique que el grito ya no es una herramienta para provocarle daño a alguien, como la federación por ejemplo y a la selección, la idea irá perdiendo fuerza, cada vez serán menos y será más fácil identificarlos y vetarlos de los inmuebles; hay muchas razones para las medidas, pero la principal es la disciplina.

En provincia, donde hay categorías menores (Liga Premier o Tercera División), es el pan de cada día, pero es por diversión porque absolutamente nadie le da valor, es más, cada vez aparecen más personas que lo enfocan desde otra situación, en la que se exige tener más valores morales para evitar esas acciones, que se llevan al terreno personal.

Gritar en un estadio no puede parecer tan malo. Entregarle ese valor a un grito, que después de reconocer que no tiene denotación, solo sirvió para que el aficionado intente ser parte del juego, de la peor forma, pero sabe que cualquier acto con el que no coincida, sea para bien o para mal, puede intervenir de esa forma, sin saber si en las consecuencias, el que terminará pagando los platos rotos será él mismo. Al dejar de representar negocio (por los constates vetos), el futbol buscará los lugares donde pueda estar cómodo y si es necesario, extinguirse y después vendrán los lamentos de algo que surgió como una gracia, que se enfiló después de que se le entregara poder y que, ahora, no saben cómo detener.

El aficionado es el culpable de la aparición de este grito en los estadios, como es el responsable de la “ola”, como es quien tuvo la creatividad de asistir a las justas mundialistas pero ¿qué tal si como castigo a nuestra federación, prohiben la entrada al país sede del mundial a quien presente pasaporte mexicano?, es difícil para FIFA porque los mexicanos hacen grande el negocio, pero es una medida que también puede servir para que, así como nos unimos para cosas simples, habrá que hacerlo para esto o ¿se imaginan que solamente puedan viajar a Qatar los que tengan doble pasaporte?

En fin que, FIFA es también gran responsable porque este grito sea tan “imparable” en la actualidad, por otorgarle el valor y ahora le toca colaborar para quitárselo y dejar en paz a los demás.


IMAGEN DEL DÍA

Handball y sus figuras

Como la catalana Laia Andrade, que estimula a que cada vez haya más seguidores de esta disciplina en la playa y en la pista. Tú puedes protagonizar este espacio, envía tus fotos a deportes@sie7edechiapas.com.mx; no se publicarán fotos anónimas.




Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page