• AFP

Momentos de terror

Annete Lewis


Si para los que estábamos pegados al televisor, el sonido del impacto fue terrible, no quiero ni imaginar lo que fue para quienes escucharon tremendo impacto en vivo y a todo color; debieron ser momentos verdaderamente de terror.

El jardinero central de los Mets de Nueva York, Kevin Pillar, es quizá uno de los mejores de la liga, espectacular para atrapar la pelota, ha ganado guante de oro en varias ocasiones, aunque al baR no le va del todo bien, su fortaleza es la defensa, eso lo ha mantenido en equipos importantes, destacó demasiado con los Blue Jays y ahora, en la gran manzana, había arrancado bien la campaña; pero, el lunes por la noche, un lanzador le estrelló en la cara una bola a 94 millas por hora. Entre el ruido del impacto entre la cara y el casco, todo se paralizó por un momento.

Cuando sucede algo así, es normal que el bateador se sienta agredido y vaya a por el pitcher, quizá en la menta de Pillar sucedió eso, pero su cuerpo no le respondió y más cuando, al llevarse las manos a la cara, comenzó a ver el chorro de sangre caer al suelo desde su nariz. No había más que esperar por ayuda.

La pelota de beisbol no es capaz de hacer mucho daño por sí sola, pero a 94 millas por hora (poco más de 150 kilómetros por hora), es capaz de provocar mucho daño; lo de Pillar fue poco a lo que pudo suceder; quizá el caso hizo más labor de la que se esperaba, pero ya un día después, el daño es mínimo.

Por qué sucede una situación como esta, un lanzador sacando el máximo al brazo, descontrolado y un bateador que no está listo para un desajuste, no es a propósito, es por eso que se combinan esas circunstancias y nos toca vivir aterradores momentos.

Pillar está bien, al menos eso manifestó el propio pelotero después de abandonar el hospital, después de todos los estudios posibles para descartar algo importante y que dio tranquilidad a todo el mundo. Alguna vez a Giancarlo Stanton le sucedió lo mismo, pero tuvo que reparar la mandíbula y una que otra fractura más.

Vaya que si el beisbol es de riesgo, vaya que si no deja de emocionar, pero estos accidentes dejan en evidencia lo peligroso que resulta, como hace un par de años, que un besibolista en Tuxtla perdió un ojo después de recibir un pelotazo, pero se supo muy poco de eso.


IMAGEN DEL DÍA


Rompiendo marcas

La australiana Celeste Mucci es parte del relevo 4x100 de su país y no duda en dar siempre su mejor esfuerzo en la pista. Tú puedes protagonizar este espacio, envía tus fotos a deportes@sie7edechiapas.com.mx; no se publicarán fotos anónimas.




Entradas Recientes

Ver todo