top of page
  • RUBÉN PÉREZ

“Ya todos estamos geolocalizados y, en general, eso es bueno”: expertos

Tuxtla.- Para especialistas en temas financieros y de prevención de “lavado de dinero” en la entidad chiapaneca, la geolocalización que se acaba de implementar para detectar a los delincuentes que pretendan hacer ciberfraudes, será de gran ayuda para evitar más casos de este tipo.



Néstor López, uno de los expertos, aclaró que sin duda con esta medida se le da mayor seguridad a un cuentahabiente, es decir protegerá sus intereses. Lo malo sería que se convirtiera en una herramienta de protección del índole tributario, solo para el pago de impuestos, reconoció.


Por su lado, Eliseo Marín externó: “No se espanten, ni se aceleren, hoy prácticamente todos estamos geolocalizados, ya que si tienes un celular, contrataste Netflix o servicio de internet o descargaste alguna aplicación, ya eres fácilmente localizable, por eso es portante que siempre revises los avisos de privacidad, ya que es el medio por el cual te informan qué datos personales están requiriendo de tu persona y cómo serán utilizados”.



Si no eres un delincuente, puntualizó, no hay de qué preocuparse porque todo está bajo control de los mecanismos de seguridad de las empresas o instituciones bancarias, las cuales deben de cumplir estrictamente con la Ley de Protección de Datos de Personales.

No obstante las bondades, Néstor López aclaró que es información que, en un momento dado, pondrá a disposición de las autoridades bancarias, hermanas de entes como el SAT o la Unidad de Inteligencia Financiera, la UIF.


Recordó que este tipo de disposiciones están vigentes al menos desde el año 2000, pero a raíz de la actual contingencia sanitaria, los ciberdelitos han proliferado. “Valdría la pena que estos datos sirvan como una referencia mayor, y que tu banco autentique que se trata de ti, si estás en otra entidad, por ejemplo, para saber que tú eres el que hace una compra”.


En sí, subrayó que la geolocalización, en manos equivocadas, puede dar una ruta o patrón de consumo a la delincuencia; “y lo peor es que, últimamente, gente que trabaja desde los bancos, ofrece datos a la delincuencia organizada, y ahí está lo peligroso”.

bottom of page