• AGENCIAS

Funes Mori adelanta a Rayados


Disputado de principio a fin, estratégicamente bien jugado por ambos equipos y con esfuerzos individuales que salvaron la situación cuando lo colectivo falló. Diego Alonso y Salvador Reyes Jr dispusieron de sus equipos para buscar la ventaja, pero fue Rayados el que salió airoso del primero de dos combates entre estos dos equipos.

Extrañó que la grada del Estadio Bancomer no luciera sus mejores galas, quizá fue el clima, quizá que la afición no está tan convencida de esta versión regia, la realidad es que fue uno de los mejores duelos de los regios en lo que va del torneo, en el momento justo.

El visitante no desentonó, con ese futbol cadencioso que trabaja en armonía, que sabe cómo encontrar opciones, pero que en este duelo no tuvo las circunstancias de su lado, cuando pudo, su máximo estandarte ofensivo no salió en su noche y se perdió al menos una clara.

Después de 45 minutos de mucha intensidad, de encontrar el medio campo copado de elementos, los dos equipos buscaron por las bandas, Jonathan Orozco volvió a ser fundamental porque sus intervenciones evitaron que e fueran al descanso en desventaja los visitantes; Barovero se la llevó más relajado, algún sobresalto que no pasó a más.

En la complementaria, una jugada que parecía controlada por el sector derecho finalizó con un defensor intentando adelantarse a un centro, un atacante que con una finta encontró con el espacio para centrar y lo hizo de manera milimétrica, al único espacio en el que podía encontrar un compañero y fue Funes Mori, que haciendo gala de técnica individual, hizo un control dirigido con el pecho, se levantó la pelota y se lanzó de tijera para impactar sólido, imposible para una intervención milagrosa de Orozco y el estadio estalló en euforia, un gol digno de Liguilla.

A Santos le costó recuperarse de la sacudida, es más, el mismo Funes Mori pudo aumentar la ventaja pero se tardó en definir un mano a mano y un defensor llegó a la cita preciso para puntear el balón y evitar el desaguisado.

No podía Santos, que anotó en los 17 juegos de la temporada regular, irse del encuentro sin gol y tuvo su oportunidad, un buen centro de Abella que techó a Basanta y encontró a un sorprendido Furch, que no conectó de manera correcta y su remate le cayó a las manos al portero de Rayados, quizá el sobresalto más complejo, pero no hubo para más.

Rayados se llevó el triunfo y el próximo sábado en Torreón buscará completar la obra, ante un equipo coahuilense que intentará dar la voltereta a esta serie de cuartos de final.

#2a #Futbol #Monterrey #Liguilla

Entradas Recientes

Ver todo