top of page
  • AGENCIAS

Asma no tiene cura pero puede controlarse: IMSS

Tuxtla.- Aunque el asma es un padecimiento que no tiene cura, puede controlarse completamente en quienes siguen las recomendaciones médicas, explicó la jefa de Medicina Familiar del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 del IMSS en Tapachula, Liliana Ovalle López.



Cabe mencionar que, el asma es una enfermedad pulmonar crónica hereditaria que se caracteriza por problemas respiratorios recurrentes, que puede complicarse por las inclemencias climatológicas o del medio ambiente.


Al respecto, Ovalle López, informó que la Oficina de Representación Chiapas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ofrece consultas en sus Unidades de Medicina Familiar (UMF) y especialidades, para realizar el diagnóstico del asma e iniciar el tratamiento, según las necesidades de cada paciente.

Detalló que el Instituto otorga atención preventiva a sus derechohabientes, la promoción de hábitos saludables y la aplicación de vacunas. Además, brinda control adecuado de la enfermedad con tratamiento médico, así como el cuidado y vigilancia de los bronquios, refirió.


Precisó que se deben identificar los efectos desencadenantes del asma para evitarlos, reconocer los signos de empeoramiento de la enfermedad, saber monitorear dichos síntomas y actuar de manera eficiente ante el deterioro clínico, a fin de prevenir las crisis.


Precisó que se deben identificar los efectos desencadenantes del asma para evitarlos, reconocer los signos de empeoramiento de la enfermedad, saber monitorear dichos síntomas y actuar de manera eficiente ante el deterioro clínico a fin de prevenir las crisis.

La doctora indicó que los niños menores de cinco años de edad, adultos mayores y las personas alérgicas son los grupos poblacionales más propensos a desarrollar esta afección respiratoria, que es atendida por neumólogos y alergólogos.


Aseguró que el asma se controla cuando sus manifestaciones están ausentes o reducidas, como respuesta al tratamiento. Para ello, se usan dos tipos de medicamentos: los de alivio o rescate que tratan síntomas de manera rápida y los de control o preventivos, que se toman para mantener estable la enfermedad a largo plazo, puntualizó.


Finalmente, Ovalle López recomendó no abandonar los tratamientos médicos y vigilar cualquier tipo de infección respiratoria, por mínima que ésta sea, ya que cualquier descuido puede ocasionar una grave dificultad para respirar.

bottom of page